Crónicas de la mafia: Crónica negra (Varios) por Íñigo Domínguez

Crónicas de la mafia: Crónica negra (Varios) por Íñigo Domínguez

Titulo del libro: Crónicas de la mafia: Crónica negra (Varios)

Autor: Íñigo Domínguez

Fecha de lanzamiento: January 1, 1970

Íñigo Domínguez con Crónicas de la mafia: Crónica negra (Varios)

Crónicas de la mafia: Crónica negra (Varios) por Íñigo Domínguez.. Regístrese ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El registro fue libre.

En estas páginas el lector encontrará personajes siniestros —matones ceñudos que atemorizaban a sus vecinos en el siglo XIX— y otros aún más siniestros —sí, hay muchos políticos

Este recorrido desde Sicilia a Little Italy, con muchas idas y venidas, permitirá al lector conocer a héroes anónimos y la dramática manera en que la Mafia se entrecruza y se enreda, una y otra vez, en la historia italiana, a la manera de un hilo negro. Por otro lado, el libro contiene una filmografía, con más de 250 películas comentadas, que trata de explicar cómo ha evolucionado la figura del gánster y del mafioso en el cine. Es decir, que trata de hacernos entender por qué profesamos una perversa fascinación cada vez que aparece en pantalla un tipo con borsalino y ametralladora, o ante un persona que recita de memoria un pasaje de El Padrino.

CRÍTICAS

- "Lo más bestia que he leído sobre Berlusconi y la mafia lo ha escrito el gran Íñigo Domínguez en este libro" - Irene Hernández Velasco, corresponsal de El Mundo en Roma

- "Imagine que tiene entre manos una novela, una gran novela del siglo XX que se derrama sobre el XXI. Muchísimas cosas, desde aspectos cruciales de la Segunda Guerra Mundial hasta ciertas políticas avanzadas, pasando por la estructura del Estado italiano o los meandros de la vida neoyorquina, carecen de explicación sin la Mafia siciliana". - Enric González

EL AUTOR

Íñigo Domínguez es corresponsal en Roma de El Correo desde 2001 y sigue admirado la actualidad italiana. Ha trabajado en Venezuela, Grecia y Balcanes. Entre sus logros, haberse hecho el Transiberiano con la excusa de unos reportajes o algo tan inverosímil como ser enviado especial en Seychelles. Pese a la presión social de la última década, nunca se compró un piso. Por ser refractario a Twitter no tiene la más mínima repercusión en el mundo global.